Ir al contenido principal

¡Dales caña, Alfonso!

Partido Popular de Andalucía. Perdidos en el coro de Siempre Así, a mitad de camino entre Bertín Osborne y José Manuel Soto, buscando la modernidad en la manga cuidadosamente doblada de una camisa de cuadros. Señoritos acomplejados con miedo a serlo y pánico a dejar de parecerlo. Son el guapo de los Calatrava, el vecino empollón, la suegra de toda la vida, el cuñado malafollá,el costalero engominado, el farfollas de la oficina, el primo de la capital. Eternos opositores a demócratas ante el tribunal de la izquierda, su propia identidad les avergüenza y creen que el éxito está en parecerse a su enemigo. Malasombras, singracias y esaboríos no son la mejor compañía para emborracharse de Pilycrim entre el barro de La Vestida, en las faldas del cerro de San Cristóbal, con Mancha Real al fondo, la Catedral en el cogote y los olivos bajando las escaleras.
Y yo siempre les he votado. Porque para elegir con quien me voy de copas no necesito una urna.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Menuda acumulación de tópicos. Que haya militantes del PP que respondan al arquetipo por aqui presentado, vale, igual que muchos del PSOE huelen a cabra y a tintorro sucio y espeso y zurran a sus señoras cuando vuelven a casa. Pero no debemos olvidar que el PP gana en todas las capitales de provincia, lo cual debe significar algo, digo yo. La pregunta es ¿porqué el PSOE gana en los pueblos pequeños y analfabetos, y cuanto más pequeños y analfabetos mejor?
duenda ha dicho que…
Pues yo si creo que el PP de Andalucía debería de hacer una autocrítica que vaya más allá de pensar que los votantes son unos paletos vagos y analfabetos que solo quieren vivir del paro. ¿Qué pasa, que en Valencia, Galicia, Valladolid, Murcia, etc. la gente está más ilustrada? Si hasta el PP en Cataluña, y mira que allí también se han equivocado, mejora sus resultados en cuanto hace las cosas medio bien.