A la no guerra

Tan sólo ha hecho falta cambiar el orden de las palabras, como en un juego, y ya no caben en la pancarta. Todo arreglado. Sin gritos, sin Goyas, sin móviles, sin espontáneos. Nos vamos a Afganistán, pero aquello es otra cosa, más legítima, más solidaria, menos guerra.
Ah, y una cosa más. Aunque no sea una guerra, ganémosla. Por si acaso.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Genial, Agados, no se puede decir más en menos palabras.
Policronio.
Anónimo ha dicho que…
Una vez más, enhorabuena por el comentario

Javier (http://blogs.ya.com/diariodeunliberal)
Anónimo ha dicho que…
no se pueden decir mas tonterías con menos palabras. Qué plusmarca!
agados ha dicho que…
Pues no sé, será que estamos en año año olímpico...Road to Athens!