Archivo

Mostrar más

En Paz

Tierra adentro, en Sudán, sigue muriendo gente. En silencio, para no molestar, para no chupar cámara, para no asustarnos con la guerra, para no deslucir los estrenos, para no bajar de la hoguera al pelele con sombrero tejano. Allí, en Sudán, donde Sara perdió la magia ensayando su ceguera, donde los hombres se duplican muertos, sigue muriendo gente. Y mientras el Papa laico pasa el cepillo para pagar sus lápidas.
Pacifismo multilateral, lo llaman. Y desinteresado, claro.

Comentarios