Ir al contenido principal

Laicos

¿Qué estamos dispuestos a hacer por la libertad en los países árabes?
El presidente Rodríguez propone abandonarlos en manos del fundamentalismo y firmar una alianza con sus opresores. En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el nuevo caudillo de la reserva laica de occidente identificó al pueblo árabe con la religión musulmana como si ambos formaran una unión indisoluble. Es curioso que quienes se niegan a reconocer en occidente el menor vestigio de identidad religiosa sean incapaces de imaginar la existencia de un oriente ajeno a las mezquitas y además insistan en reconocer al fundamentalismo como portavoz autorizado de toda una civilización. Será que los árabes no tienen derecho a disfrutar de las mieles del laicismo...
En la propuesta de Rodríguez hay, además del racismo altanero y cursi del bwana, cobardía. La cobardía del occidente progresista que camina de progreso en progreso hacia el pasado más oscuro para terminar cambiando los campanarios por minaretes. La cobardía del occidente que huyendo de la cruz se refugia en una nueva inquisición con turbante y cinto de explosivos en la barriga. La cobardía del occidente feminista que canta coplas al mestizaje en el harén talibán, que se rasga el uniforme de las Carmelitas y compra burkas en el zoco. Y éstos, la cuadrilla de palmeros que anima el tablao de los ayatolás son los laicos que nos venden la mortadela en cuaresma. Ya. Lo que vamos a echar de menos el jamón.

Comentarios