Ir al contenido principal

Nostálgicas

Regás presume de cicatrices en la puerta de mi casa. Coquetería feminista. "El exilio interior como resistencia en la España de posguerra". Y a recordar los buenos tiempos, aquellos maravillosos años cuando contra contra Franco vivíamos mejor y millones de hijos de puta no nos obligaban a emigrar con sus votos equivocados. Aquellos maravillosos años cuando eramos hijos, cuando eramos rebeldes, caca, culo, pedo, pis. Aquellos maravillosos años cuando ordeñamos la vaca de la transición.

Comentarios