Ir al contenido principal

Beep, beep.

Ñam, ñam.
No siempre ganan las avestruces. Y qué queréis que os diga... a mi siempre me gustó el Coyote.

Comentarios