Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2004

Archivo

Mostrar más

Desamor

Ahora el papeleo. Los abogados. Repartir los muebles. Partir las fotos. Olvidar. Y después fijar el régimen de visitas, para pasar los veranos con los niños en el apartamento de Torrevieja.
¿Estado libre asociado? Es sólo un pretexto, la esperanza de un revolcón nostálgico en la alcoba del pasado común. Sin compromiso. Por desahogo. Por si acaso.

La lliga de les estrelles

1. Barcelona 42
2. Mataró 32
3. Balaguer 31
4. Sant Andreu 31
5. Santboià 31
6. Espanyol 30
7. Badalona 29
8. Hospitalet 28
9. Nàstic 27
10. Reus 26
11. Granollers 26
12. Palamós 25
13. Lleida 25
14. Cornellá 24
15. Terrassa 21
16. Gramenet 21
17. Girona 19
18. Figueres 19
19. Banyoles 18
20. Sabadell 15

Catalonia is not Spain... (excepto para el pay per view, nen)
"Por encima de mi cTippexr."

Armageddon

Golan abre las sábanas para que los fantasmas muestren sus vergüenzas y nuestros miedos. No, no vendrá Bruce Willis a salvarnos.
Será por eso que en las noches de luna llena, los incrédulos bailan danzas en honor del Dios Kyoto. Por si acaso.

Marmitako

Ingredientes

800 gr de bonito limpio de piel y de espinas y partido en dados
1 kg de patatas
2 tomates pequeños pelados
3 pimientos verdes cortados en juliana
2 pimientos choriceros
3 cebollas picadas
Vino blanco seco
1 litro de agua
sal, pimienta, aceite de oliva

Preparación

Primero, remojar en agua fresca los pimientos choriceros. Escaldarlos en agua hirviendo, retirarles la pulpa y reservarlos. Después rehogamos las cebollas en un poco de aceite de oliva, hasta que empiecen a dorarse. Se añaden los pimientos verdes en juliana y de nuevo esperamos hasta que empiecen a dorarse. Añadimos entonces las patatas en trozos medianos, el vino blanco y un poco de agua templada hasta cubrir. Salpimentamos. Reponemos agua, según se vaya evaporando y removemos de vez en cuando. Conviene usar patatas harinosas para espesar la salsa. Si no es posible, puede compensarlo haciendo puré algún trozo de patata.
Cuando ya estén casi cocidas las patatas, añadimos el tomate hecho puré y la pulpa del pimi…

Huellas

Reliquias. Son las pisadas de un fantasma baturro con tricornio que persigue a la Cataluña auténtica, la fetén, la que deconstruye croquetas y desfila maniquíes en Marte, y que ahora trabaja de barrendera para borrar a escobazos el rastro de España en el suelo.

Herodes en Darfur

Imagen
Dos sombras hablan en un despacho.

- ¿Mata Hari?
- No, no. El asunto es serio. Llamemos a Sor Citroën

El Flautista de Hamelín

Furioso por la avaricia y la ingratitud de los hamelineses, el flautista, al igual que hiciera el día anterior, tocó una dulcísima melodía una y otra vez, insistentemente. Pero esta vez no eran los ratones quienes le seguían, sino los niños de la ciudad quienes, arrebatados por aquel sonido maravilloso, iban tras los pasos del extraño músico.
Cogidos de la mano y sonrientes, formaban una gran hilera, sorda a los ruegos y gritos de sus padres que en vano, entre sollozos de desesperación, intentaban impedir que siguieran al flautista.
Nada lograron y el flautista se los llevó lejos, muy lejos, tan lejos que nadie supo adónde, y los niños, al igual que los ratones, nunca jamás volvieron.
Imagen
Olé, olé, olé y olé
En el portal de Belén
Olé, olé, olé y olé
Nació mi niño Manuel


Felices Pascuas de Navidad y Reyes



(Si os pregunta Bambi, decidle que no es un villancico, que es sólo un andaluz cantando coplas a la orilla de un río de papel de plata, con el mango de una cuchara y una botella de resolí)

Tierra adentro

Se mueren los olivos enchufados a Bruselas y no vendrá nadie a contar cuentos soñados desde una ventana en Sierra Mágina. No vendrá nadie a tirar del cable de la subvención.
Ayer, cuando en Doñana había patos y en las marismas había mineros, un guasón pintó aquello de mineros y patos, el mismo trato. Hoy sólo quedan los patos. Quizás mañana, desde la ventana de un hospital en Los Olivares, algún moribundo pida que le traten, al menos, como a los olivos. Y que no le vareen todavía las últimas aceitunas de vida.

Un poquito de por favor, nen

Bastaría una chacha de Manresa repartiendo magdalenas en la mesa del Doctor Aragón. Bastaría un portero de Reus recogiendo pipas en el portal de Lara, un chiste de Carod entre las cerezas de Caffarel, una imitación de Maragall en el planeta rojo. Bastarían unas carcajadas en la Cataluña de pasarela minimalista y butifarra deconstruida y que Marianico se vistiera por un día de Pierrot para reírse del payaso con peluca y nariz tomatera. Bastaría con hacer más simétricas las risas.
Y ya brindará la Juani con lo que le venga en gana.
Espejos en las butacas. Bastaría con eso.

El utillero

Del PP o del Barça. Pernau reparte las camisetas del bien y el mal. ¿Quién es Pernau? Un beato más en esa cataluña trascendente que pinta santos con barretina y comulga con pan deconstruido
30.328

Ambrosio, los bombones

Las recepciones del embajador siempre son un éxito.

En espíritu

El cervatillo se transfigura en paloma. Calvo lo explica mejor:
Su presencia, aunque no sea física, está presente siempre
Amén.

Tajadas

Seguimos.

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA
TÍULO I. CAPITULO SEGUNDO.
SECCIÓN 1ª. De los derechos fundamentales y de las libertades públicas


Artículo 27
1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.
6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales…

¿Bailamos?

La danza de la paz.

Figuritas

Navideñas. Como el pastor, las gallinas y el río de papel de plata. Gabo y sus putas abarrotan las esquinas del Belén. Como para encontrar posada...
Claro que al apóstol blanco del castrismo no le gusta la navidad. Por eso vende sus libros bajo grandes carteles:
"Ya es solsticio en El Corte Inglés"

¿Abrimos el melón?

Pues a repartir tajadas. Empecemos:
Constitución Española
Titulo preliminar
Artículo 1

España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.



La propiedad debe ser reconocida expresamente en nuestra Constitución como valor superior de nuestro ordenamiento jurídico. La existencia de la propiedad es anterior a la ley, cuya única misión debe ser hacerla respetar. Como valor superior, la propiedad no es producto de la convención, es un derecho indivisible e inherente a cada individuo. La Constitución, que sí es producto del acuerdo de voluntades, debe por tanto reconocer la propiedad, no otorgarla como si los ciudadanos gozásemos de ella por delegación.

Laicos

En el silencio de un plató, una pregunta rompe la paz.

- Padre Milá, ¿por qué es más santa Nayaf que Roma?

El cura se tentó el gaznate buscando el cleriman. Lo olvidaba. En el último concilio se desaconsejó su uso. Ahora suben al púlpito a camisa abierta, legionarios de Bambi. Se enfadó. Roma santa... Intentó asimilarlo. No pudo. Gritó.

- ¡Herejía!
Cuervos en el jardín de Sara.
My heart palpitates,
like a fried potato

Las caries de Bambi

Fueron los caramelos. Y el azucar de los mojitos en guayabera y chanclas a la salud del rey con boina del malecón. Fueron el almibar del huevo chimbo al sol de Maracaibo y las mieles del briwat de almendras a la sombre de un mapa engordado de caballa, cazuela de rape y plátano. Fueron lo que fuese que fue lo que estropeó la sonrisa del cervatillo, pero a su princesa le preocupó.

- Papá, deberías ir a la consulta del ratoncito Pérez.
- Claro, hija, claro
- contestó el rey del bosque que se convirtió en selva a los quinientos pases de deuvedé.

Y por un instante, que la niña se perdió en un parpadeo, de la boca del monarca republicano escapó un bigote de ratón por la comisura de sus labios.

- Coño. (Pensó). Me acabo de merendar al dentista.

Ratatatatá ratatatatá...

Rodríguez con el sombrero de tira blanca, Caruana con la metralleta de salchichón y Curro tocando el bombo. ¿Mafiosos en el Peñón? Quita, hombre. Estos son los Peperoni de Manolo Santander en la final del Teatro Falla.
Las películas como los jamones. Con denominación de origen. Sólo que las bellotas para alimentar al marrano las pagamos los vegetarianos.

Neo, neo...

¿Qué nes?

Guerra civil en el cementerio

Tras remover la memoria histórica, nos faltaba repartir los cadáveres. Polarizar el camposanto. Ya se ha hecho.
Es lo que tiene la guerra fría que vivimos, que la pelean los muertos.

75

Dasher, Dancer, Prancer, Vixen, Comet, Cupid, Donner, Blitzen y Rudolph. ¿Bambi? No, Bambi no está para tirar del trineo de la libertad.
Laureles para la cuna de Cenicienta.

La Comisión

Aznar contentó a sus votantes. Zapatero contentó a los suyos. Rajoy se perdió en el centro, aquel maldito día que se probó el zapatito de cristal y aguantando una lágrima respondió al príncipe de la libreta azul,

- Perfecto. Me queda perfecto.

Y encima, esto.

Gritos en la puerta

(sotto voce) Y abrigos de visón.

La paz de los cementerios

A Sara se le acabó la magia.

- ¡Abracadabra!
- Pata de cabra.

Y las palomas de su chistera desfilan tristes como las putas del otro apóstol. ¡Paz! Grita Sara furiosa mientras reparte bastonazos con su varita de mago. Paz...paz...paz... llega el eco de su voz a los fríos campos de Solovki, donde los escépticos que nunca vieron salir palomas de la chistera roja descansan.
En paz.

Gatitos...

Hace 14 años que Chaves subió al escudo y mandó a Hércules a tomar por las columnas. Desde entonces sólo le preocupa que el Levante no le vuele el taparrabos. Y que a los leones no les falte de .
Ya quisiera el buque ser vaporcito y que le dieran besitos las olas del mar.

El mando

Los padres pueden estar tranquilos, dice Fernández mientras reparte las vendas.

- ¡Mamá, una teta!
- Un globo, hijo, un globo

La Boina de Mambrino

Che Quijano. Rodríguez busca entre los huesos del hidalgo y encuentra un corazoncito tricolor. Uno de los nuestros. Y a celebrar el cumpleaños, Cuatrocientos años de honradez, unas vacaciones en Argel y un despacho en la ínsula Barataria pegadito al de mienmano. Para tomar un cafelito. ¿Vale? Pues eso.
Vale.

Apoyos

Ramón Díaz García tenía 51 años y dos hijos cuando atravesó el techo de su vehículo a las ocho menos veinte de la mañana del 26 de enero de 2001. Tras desayunar en un bar, subió a su coche, dio el contacto y puso la marcha atrás. En ese momento, el coche estalló convirtiéndose en un amasijo de hierros. Trabajaba en la Comandancia de Marina de San Sebastián. Era cocinero. Las crónicas no recogen si tenía fregaplatos.

¿Quién ha sido?

Imagen

Los republicanos salen del sarcófago

Y El País se llena de orgullo y satisfacción.
Y después del puchero, bravatas a los postres.

Paloapique

Ingredientes

500 grs. de frijoles (mejor rojos)
250 grs. de tocino picado
8 dientes de ajo
2 cebollas medianas
5 tomates maduros
1 pimiento verde
2 ajíes (guindilla) dulces
1 cdta. De comino
1 cdta. De tomillo
2 clavos de olor
2 pedacitos de papelón (podemos usar azucar moreno)

Preparación

Hervir los frijoles en agua hasta que ablanden, mientras en una olla aparte cocinamos el tocino cortado en dados pequeños. Agregamos los ajos, la cebolla, el tomate y el pimiento picados muy finamente, y también el ají dulce. Sofreímos y añadimos las especies y el papelón. Salamos al gusto y dejamos cocinar brevemente hasta que los sabores estén mezclados. Entonces se agregan los frijoles escurridos y los dejamos hasta que se impregnen del sofrito.
Se sirve caliente y puede acompañarse con huevo frito y tostones de topocho (plátano).


- ¿Qué tal, Comandante?
- Psche... le falta algo, no sé...
- Espere un momento...
¡PUM!
- ¡Amarelis, echa la paloma al puchero!
- A ver ahora, Comandante...
- ¡Ummm! Perf…

Monaguillos

84 años y todavía enredando en la sacristía, escondiendo sapos en la casulla del cura ciego que ya no acierta a dar collejas.
Travesuras de viejo consentido, que no está el mundo para monaguillos valientes.

El suicida del 11M

Iñaki se sentó en la arena el 11 de Marzo.
-Hay un suicida. Yo no miento.
Y allí se quedó, a los pies de La Escalerona, hasta que ayer el mar le devolvió su cadáver.
-¿Lo veis? ¿Lo habéis visto?
Lo vemos, Iñaki, lo hemos visto.

Puzzle

Imagen
Que profunda emoción
Recordar el ayer
Cuando todo en Venecia
Me hablaba de amor
Ante mi soledad
En el atardecer
Tu lejano recuerdo
Me viene a buscar
Que callada quietud
Que tristeza sin fin
Que distinta Venecia
Si me faltas
Las palomas de Fidel se tiznan el pico. Pitas, pitas, les canta Sara con voz melosa mientras gasta la poca magia que le queda en llenar de alpiste sus cartucheras.

Nana (a media voz)

Duerme, niño, duerme,
duerme, que viene el coco,
y se lleva a los niños
que duermen poco.

El Héroe

cuotitos

Imagen

Huir del Paraíso*

Diez hombres, una balsa, noventa millas y un bombín de bicicleta. Son los duendes de un cuento que duró diez días hasta encontrar su propia moraleja en las playas de Miami, ayer al amanecer, mientras las chicas de oro buceaban en la nevera en busca del desayuno. Diez días remando en el Caribe sobre cuatro tablas y ocho neumáticos. Para eso el bombín. Para inflar la esperanza de la libertad cada nueve millas. Para que los tiburones no dejasen las raspas de sus sueños junto a los doblones hundidos de Barbanegra y el casco sin devolver de una botella de ron.
No, estos no son los cuentos que Tambor le cuenta a Bambi mientras negocian libertades en el bosque. Al cervatillo le asustan los tiburones, y el viejo conejo prefiere arrullarle con maravillosas historias de palmeras y arena tostada, de espadachines en guayabera y hadas en bikini. Aventuras de piratas con pata de palo, garfio de oro y acento tejano que sueñan con arrebatarle la Perla del Caribe.
La Perla del Caribe. Cada vez que lle…