Ir al contenido principal

El mando

Los padres pueden estar tranquilos, dice Fernández mientras reparte las vendas.

- ¡Mamá, una teta!
- Un globo, hijo, un globo

Comentarios