Ir al contenido principal

La Comisión

Aznar contentó a sus votantes. Zapatero contentó a los suyos. Rajoy se perdió en el centro, aquel maldito día que se probó el zapatito de cristal y aguantando una lágrima respondió al príncipe de la libreta azul,

- Perfecto. Me queda perfecto.

Comentarios