Ir al contenido principal
Las palomas de Fidel se tiznan el pico. Pitas, pitas, les canta Sara con voz melosa mientras gasta la poca magia que le queda en llenar de alpiste sus cartucheras.

Comentarios