Ir al contenido principal

El pirata

Y mientras ríe juega con la Perla del Caribe, acariciándola con la yema de sus dedos, abrazándola con la palma de su mano. Es suya, sólo suya. Mientras viva. Y aun entonces deseará llevársela a la tumba en el bolsillo de su guerrera.

Comentarios