Ir al contenido principal

Había una vez...

Dos barcos en el mar. Bueno, uno y medio. El medio se crece, pirata con mano de palo, orgulloso por falta de espejos en el camarote y decide saltar con el teclado en la boca.

Comentarios

belaborda ha dicho que…
Agados Magister.

¿Adónde van las flechas de tus alas,
gerifalte altanero?
¿Adónde agudo el dardo en las palabras
despides tan certero?
¿O dianas son los cálculos y cábalas
sobre los posts que labras?

Mas por labrados y por peregrinos
admiro yo esos posts y los prefiero,
Gracián sutil, gentil y a veces fiero,
ingenio de estro y numen genuinos.

Siendo piloto en la Internet osado
tú, que arbolando liberal bandera
en el mar que llamamos blogosfera,
rumbo nuevo al barco has señalado.