Pobres*

Escondido tras una caja envuelta en metros de cinta aislante, agarrado al palo de un helado clavado en el envase de un yogur desnatado y con una antigua libreta de cuadros para apuntar las derrotas. Un niño juega.

- Papá, ¿podremos arreglarla?
- No hijo, este año tampoco.


*pero incorrutos.

Comentarios