Maniobra disuasoria

Al pie de la valla, de los caballos, a ver si desisten y se dan la vuelta. Los soldados, claro. Ese perro al que una bruja vistió de porcelana porque un día mordió a su dueño y que Rodríguez no sabe donde esconder para que no despierte en sus pesadillas.

Comentarios

belaborda ha dicho que…
* Ardor guerrero [2005].

Se mire en los tercios o en mesnadas
que hicieron contra el moro la Castilla,
ese infante que en Ceuta y en Melilla
enfrenta ansias negras desatadas.

Caídas las endebles alambradas
que defienden de Europa breve orilla,
ofrece evangélica mejilla
a villanas mordidas y pedradas.

Era en el milite el arma al brazo
primero que garrote o que cayado
la fuerza contenida, aunque segura;

hoy, de la injuria impune, aldabonazo.
Pues ¿qué le queda ya a este soldado?
Afrentado, sentir su desventura.