nº 13


Lydia guarda inviernos en burbujas. Cada año una bola de cristal, alguna más si convence a alguien. Vamos, si quiere.
Yo rompí la mía, en el patio de esa casa. Diciembre se fue por la tragona. Se perdió. Ahora pinto el frío con trampa, repasando las líneas de otro en la ventana.
Debe hacer 20 años.
Me entretenía copiando dibujos en el cristal, en la habitación del balcón. Luego los coloreaba. Había una máquina de coser, una radio y cosas que no ves porque piensas volver mañana a mirarlas.
Todavía no he vuelto.

Comentarios