+ -

Churros y chocolate

Chocolate. No hay más. No hay ideas, no hay arte, no hay cine. Hay chocolate y mucha hambre. Y muchos churros que no hay quien se coma a palo seco. Por eso hace falta el chocolate. Para mojar tanta porra frita. Porque se teme más al churrero que al que paga la harina, el aceite y la jeringa. Será que grita más. Será porque se ha quedado con los altavoces.
5 el buque negro: mayo 2004 Chocolate. No hay más. No hay ideas, no hay arte, no hay cine. Hay chocolate y mucha hambre. Y muchos churros que no hay quien se coma a pal...

Fórum Deslucido

Subalternos. Saramago, Lula, González, Gorbachov… Vale que la muerte cruel, injusta y caprichosa prive a organizadores y público de la presencia y el discurso de grandes estadistas como Hitler o Stalin, y que la cárcel tras cuyos muros se apaga la libertad impida a Hussein compartir su sabiduría y experiencia, pero la ausencia de Arafat, Tirofijo, Marcos, Le Pen, Chávez, Castro… ¡Si ni siquiera viene García Márquez!
5 el buque negro: mayo 2004 Subalternos. Saramago, Lula, González, Gorbachov… Vale que la muerte cruel, injusta y caprichosa prive a organizadores y público de la pres...

Canela en Rama

Francés. Y de la capital. Más francés que D’artagnan, el foie-gras y los bigotes de Asterix. Si es que no hay duda, Woody Allen es galo de las gafas al psicoanalista. Sus películas sobre París, los conciertos de clarinete en Montmartre, las lágrimas deslizándose por sus mejillas al contemplar la tricolor… Claro, la emoción. Chauvinista, pero emoción pura y limpia, libre, igual y fraterna.

Americano. Sólo hay que mirarle a la cara. Jackie Chan es americano. Pero no de la costa atlántica, no, que ahí son medio europeos medio nada. De Tulsa, Oklahoma. La América profunda. Si lo dicen sus ojos. Este nació en un campo de maíz y creció con el cuello rojo de pelar mazorcas a pleno sol en la puerta del granero. ¡Menudo cowboy! Y menudo racista reaccionario, que sólo reparte tortas a los chinos; claro, como él es americano… Del mismo Tulsa, Oklahoma, el cuadragésimo sexto Estado de la Unión.

Español. Anson es español. Que ya se ve en el apellido. Todavía un García o un Pérez, pero un Anson… Pronto hemos olvidado que El Maine se hundió por una explosión en las calderas y el 98 está muy fresco todavía, que fue el siglo pasado. Vale, el anterior, pero tampoco hace tanto. Y después vino el KKK, el asesinato de Kennedy, el positivo de Ben Johnson (¿Canadiense? Bueno, bueno, gallegos y asturianos…) y así hasta el Imperio del César puritano, estúpido, sionista, belicista y mojigato. Un desastre. ¡Dónde vamos a parar!
5 el buque negro: mayo 2004 Francés. Y de la capital. Más francés que D’artagnan, el foie-gras y los bigotes de Asterix. Si es que no hay duda, Woody Allen es galo de l...

El Turista de Lepanto

La Perla
“Creo que es importante nuestra proyección en el Mediterráneo. Si muchos nos hemos negado a la barbaridad de esta guerra (en Irak), es porque todavía sigue viva una vieja relación con el mundo árabe. Cervantes, sin ir más lejos, estuvo en Argel, en Orán... Tenemos que estar atentos a nuestra historia para saber quiénes somos."
La Ostra
Carmen Calvo, Ministra de Cultura, en El País del 19 de Mayo de 2004
5 el buque negro: mayo 2004 La Perla “Creo que es importante nuestra proyección en el Mediterráneo. Si muchos nos hemos negado a la barbaridad de esta guerra (en Ira...

ESP***

Estatal. Y de pura cepa. Miguel de Cervantes era estatal a carta cabal, que con ese nombre no iba a ser francés ni húngaro o flamenco. Cervantes era estatal por los tres costados y medio de su fisonomía y logró la plenitud de su estatalidad en Lepanto, donde como premio a su valiente y heroica lucha contra la moris…, contra el Isl…, contra el enemigo global procedente de la otra orilla del Mediterráneo alcanzó el nirvana de la asimetría, nivel pluscuamperfecto de la entidad estatal. En Cervantes, en su muñón, en su desigualdad, el Estado se hizo carne. Y en su obra, en su pluma, la carne se hizo verbo. Ese Quijote alto y flacucho, ese Sancho bajito y orondo federados en unión irregular junto al burro y al rocín recorriendo palmo a palmo nuestro Estado constituyen su viva imagen, más aún, su autentica esencia y sitúan al autor en el lugar de privilegio que le corresponde entre los genios de su generación. El segundo por supuesto, tras Haro Tecglen.
Que hoy, siglos después, algunos bárbaros fanáticos e intolerantes poseídos sin duda por el espíritu inquisitorial de Torquemada y el imperialismo conquistador de los Reyes Católicos pretendan mancillar la herencia cervantina con la herejía de la igualdad territorial y la blasfemia de la simetría nacional es un pecado del que sólo el virtuoso e inmaculado talante de nuestro presidente, heredero natural de la tradición laica en la que echa sus raíces occidente puede alejarnos. En sus manos, pues, estamos.
5 el buque negro: mayo 2004 Estatal. Y de pura cepa. Miguel de Cervantes era estatal a carta cabal, que con ese nombre no iba a ser francés ni húngaro o flamenco. Cerva...
<