+ -

A la no guerra

Tan sólo ha hecho falta cambiar el orden de las palabras, como en un juego, y ya no caben en la pancarta. Todo arreglado. Sin gritos, sin Goyas, sin móviles, sin espontáneos. Nos vamos a Afganistán, pero aquello es otra cosa, más legítima, más solidaria, menos guerra.
Ah, y una cosa más. Aunque no sea una guerra, ganémosla. Por si acaso.
5 el buque negro: A la no guerra Tan sólo ha hecho falta cambiar el orden de las palabras, como en un juego, y ya no caben en la pancarta. Todo arreglado. Sin gritos, sin Go...
< >