+ -

Las mil y una noches

Zerolo duerme al arrullo de Sherezade y sueña las alianzas de Rodríguez mientras caen los siete velos a golpe de cadera, uno a uno, hasta dejar desnudo el ombligo. Entonces se ve frente al espejo, él, el ombligo de un mundo dónde deconstruyen las croquetas a golpe de euro.

- ¡Qué bonito es oriente! (Sueña Zerolo desde las ventanas de una tetería en Chueca)
- ¡Qué bonito es occidente! (Suspira Sherezade, desde las rejas de una celda en Zanzíbar)
5 el buque negro: Las mil y una noches Zerolo duerme al arrullo de Sherezade y sueña las alianzas de Rodríguez mientras caen los siete velos a golpe de cadera, uno a uno, hasta de...
< >